sábado, julio 29, 2006

REGLAS Y NORMAS BÁSICAS PARA UNA RELACIÓN DE AMANTES

TODA REGLA QUEDA SUJETA A CONSIDERACIÓN DE LOS AMANTES IMPLICADOS, HACIÉNDOSE ESTOS RESPONSABLES DE SU MODIFICACIÓN Y LAS CONSECUENCIAS DE DICHA MODIFICACIÓN.

1) Terminantemente Prohibido Enamorarse. Este sentimiento, al ser considerado superior a todos, tiende a interferir en este tipo de relación, generalmente en forma negativa y derivando en la disolución de la misma.
2) Se aconseja mantener el secreto de la existencia de dicha relación, siendo este primordial en el caso que alguno de los miembros tenga otro tipo de compromisos o relaciones paralelas.
3) La inclusión de un “nuevo” amante en la relación básica de dos amantes (llamados en lo sucesivo “básicos”), debe ser aceptada por los “básicos” que iniciaron la relación. El recién ingresado debe conocer al detalle las normas y actividades precedentemente acordadas por los amantes “básicos”.
3-a) El poder de intervención, decisión y las responsabilidades de los “nuevos” debe acordarse también en forma previa a su inclusión y debe respetarse sucesivamente.
3-b) A partir del cuarto miembro en adelante, la inclusión de un “nuevo” puede o no aprobarse por unanimidad, dependiendo de lo acordado en el punto 3-a. El número de amantes en una relación es, por ende, infinito, aunque se recomienda prudencia.
3-c) Quién escribe, considera necesario aclarar que, personalmente, prefiere y elige una relación de amantes exclusivamente entre "basicos".
4) El respeto mutuo es fundamental, no solo en lo que atañe a lo que se comparte en la relación de amantes, sino también hacia las otras relaciones que tengan los miembros de la misma. Por esto, queda prohibido todo tipo de intervención de uno de los amantes en cualquier otra relación que tenga/n el/los demás amantes.
5) No deben existir reclamos, expectativas o pretensiones fuera de aquellas que son propias de la relación de amantes, principalmente en lo que refiere a su evolución hacia una forma superior o cualitativamente diferente de vínculo o relación.
6) Debe comprenderse de antemano que la duración de la relación de amantes es generalmente corta por naturaleza (principalmente si se la compara con un noviazgo, una relación de pareja o un matrimonio), no descartándose con esto relaciones de amantes longevas.
6-a) Puede darse una modificación o mutación (evolutiva) en la relación de amantes: Dejando así de ser “amantes” para pasar a otro tipo de relación, o llegándose a la disolución total de la relación de amantes, dependiendo esto último de cada caso en particular.
7) No existe exclusividad relacional en contraste o analogía con otras relaciones, sean estas de amantes, de pareja, matrimonio, noviazgo, etc.
8) No se admiten celos para con otras relaciones ni dentro de la misma (esto último en el caso en que los amantes sean más de dos).
9) Los encuentros entre los amantes deben darse de común acuerdo, pudiendo ser predeterminados en cuanto al día, la hora y/o la frecuencia, o resolverse en forma aleatoria y eventual. Por ende, no es indispensable mantener una frecuencia en dichos encuentros. Esto último (la frecuencia de los encuentros) suele ser directamente proporcional al interés de los amantes por compartir momentos juntos.
10) Lo que acontece en dichos momentos compartidos (por los amantes) no debe ser difundido o comentado en otros ámbitos. El anonimato y la discreción evitan muchos inconvenientes, tanto endógenos como exógenos.
11) El reconocimiento mutuo en esta relación rige solo dentro de la misma, pudiendo darse el caso que estas personas se muestren indiferentes o reacias a comunicarse en presencia de terceros ajenos a la relación.
12) Los beneficios (materiales o no, pero principalmente los materiales) obtenidos en la relación de amantes, deben repartirse (en el caso en que esta se disuelva) en forma equitativa, pudiendo cualquiera de los miembros renunciar a dichos beneficios.
12-a) Esto último (la repartición) puede darse o no en cuanto a las responsabilidades o culpas por la ruptura de la relación en cuestión, como así también por su mantenimiento (queda a consideración de los amantes).
13) Los sentimientos individuales subsiguientes a la ruptura en la relación de amantes deben ser asumidos y resueltos individualmente, con base a lo acordado en forma previa sobre el punto 12-a.
14) Las actividades que los amantes comparten difieren en cada relación, quedando estas supeditadas a la elección y gustos que los amantes hagan en cuanto al tema. El sexo puede no ser inherente a la misma.
15) La libertad de acción dentro de la relación de amantes queda circunscripta a los límites que imponen estas normas y su aplicación.
16) Una relación de amistad, fraternidad o compañerismo puede darse previa, paralela y/o consecuentemente a una relación de amantes, pero no depende de esta última ya que sus normas difieren debido a su naturaleza.
17) En el caso en que los amantes sean más de dos, y uno de ellos abandone la relación, no debe existir ningún tipo de influencia (sea esta perniciosa o no) por parte de este último hacia alguno de los miembros que permanecen dentro de la relación de amantes, principalmente en lo referente al anonimato de dicha relación y a la permanencia de otro miembro en la misma. Es decir, un ex-miembro de una relación de amantes debe respetar puntillosamente los puntos 2, 4, 5, 7, 8, 11, 12, 13 y 16. Puede concluirse con esto que la “lealtad” hacia la relación de amantes debe mantenerse bajo cualquier circunstancia y hasta la muerte.
18) El caso que un amante no posea otros compromisos o relaciones, no excluye que otro/s amante/s no deba/n respetar el punto 9. El consenso en cuanto a los encuentros resulta entonces fundamental y va de la mano del respeto mutuo.
19) La expulsión de uno de los miembros solo debe darse por unanimidad de votos.
19-a) Esto puede derivar en la disgregación de la relación, pudiendo formarse consecuentemente nuevas relaciones de amantes o no.
20) Toda modificación en las normas, actividades y/o reglas de la relación de amantes que surjan en el transcurso de la misma también deben ser aprobadas por unanimidad de votos.
21) Los sentimientos que se comparten en la relación o se aportan a la misma pueden variar en su esencia, concepto, modo de expresión y cualidad, siendo todo esto de exclusiva responsabilidad individual.
Agregaré mas normas en lo sucesivo (?)

3 Comments:

Anonymous ikiro said...

esta muy bueno
solo hay que ponerlo en practica
es muy dificil encontrar la contraparte que se adecue a las reglas

8:41 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

LA VERDAD QUE TODOS LOS AMANTES DEBERIAN TENER UNA COPIA DE ESTO...MUY BUENO...

7:26 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

ES MUY IMPORTANTE QUE LOS AMANTES LO TENGAN

12:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home